Ahorrar agua debe ser, sin duda, una de las mayores prioridades cuando nos independizamos. Se acabó que los padres paguen las facturas a final de mes y es la del agua una de las que más suben. Por ello, saber cómo podemos ahorrar agua y beneficiarnos al final de mes es importante. Lo podemos hacer de varias formas, y con estos 10 trucos para ahorrar agua en tu casa lo conseguirás.

Eso sí, es importante señalar que nos encontramos con dos tipos de trucos para ahorrar agua. En primer lugar los pasivos, aquellos en el que el esfuerzo será mínimo por parte del residente en casa. También los activos, en donde ahorrar agua se convierte en un objetivo que siempre debemos tener en cuenta. Son los métodos “activos” los que más nos cuestan, pero también los que más agua permiten ahorrar. Ten muy en cuenta que el primer truco es uno mismo.

Ahorrar agua en el cuarto de baño

1 – Es el truco más esencial y que nos enseñaron a todos en el colegio, pero que nadie realiza. Llena una botella de dos litros de agua y colócala en el interior de las cisterna del retrete. Con cada descarga ahorrarás unos 2 litros de agua… ¡calcula cuánto es esto al año!

2 – El retrete no es una papelera. Un error común es tirar papeles y otros desperdicios en la taza del retrete. Esto provoca que, de vez en cuando, provoquemos una descarga de agua que no debería existir. Si no usamos el retrete como papelera podremos ahorrar agua en grandes cantidades.

3 – Una de las medidas activas para ahorrar agua tiene relación con las diferentes actividades que realizamos en el baño. Cuando nos lavamos los dientes o nos afeitamos dejamos correr, en muchos caso, el agua. Error. Aunque cueste, cierra y abre el grifo siempre que no debas usar el agua. No dejes correr el agua.

4 – Por supuesto, dúchate en lugar de bañarte. Para llenar una bañera podríamos necesitar una media de 180 litros; una barbaridad. Por tanto, para ahorrar agua es importante ducharse. Además, lo mejor es cerrar el agua, por ejemplo, cuando nos estamos lavando el pelo. Vuelve a abrir el grifo para aclarar tu cabello.

Ahorrar agua en la cocina

Ahorrar agua en la cocina

Ahorrar agua en la cocina

5 – Puede parecer que no es así, pero los lavavajillas y las lavadoras son lo que más aumenta nuestro consumo de agua. Eso sí, siguen siendo más eficientes que lavar a mano. Por tanto, para ahorrar agua no hagas la tontería de poner la lavadora o el lavavajillas a media capacidad. Espera siempre a poder completar el tambor de la lavadora o a cubrir todos los huecos del lavavajillas. Podemos ahorrar hasta 1.000 litros.

6 – Si no tienes otro remedio que lavar la vajilla a mano, no dejes correr el agua. Tapona el fregadero o usa un barreño para que el agua no se escape. Un barreño puede servir para lavar, y otro barreño para aclarar la vajilla.

7 – Cuando bebas agua con un vaso, reservalo para todo el día. Si acumulas vasos y cacharros diversos, gastaremos más agua al tener que poner el lavavajillas más frecuentemente. Además, a la hora de lavar varias piezas de fruta, puedes poner agua en una fuente y lavarlas todas con el mismo agua. Luego úsala para regar las plantas.

Ahorrar agua en el resto de la casa

8 – Revisa los grifos de forma habitual. No permitas que ningún grifo pierda agua, esté goteando y, mucho menos, que la cisterna del baño pierda. Es un error bastante habitual. Puedes usar un colorante para teñir el agua de la cisterna y, si se filtra, podrás verlo de forma muy fácil.

9 – Las plantas autóctonas para el jardín o la terraza se adaptan mejor al clima, y consumen menos agua. Además, riega el jardín por la tarde noche, evitando que parte del agua se evapore. Además, evitarás que las gotas de agua hagan de lupa y quemen la planta.

10 – Si es posible, utiliza atomizadores en los grifos u otros periféricos que nos permitan ahorrar agua. El chorro del agua se mezclará con aire, dando la sensación de un mayor caudal con menor cantidad de agua.