Se dice que a la gente se la gana con una buena comida y una charla animada a la par que alejada de problemas. Si bien el segundo elemento no depende de nosotros, el primero os lo vamos a solucionar en cuestión de minutos, apenas unas líneas.

Con el fin de que contentéis a los invitados en una cena, por supuesto en vuestra casa, os vamos a desvelar algunos secretos para que la velada sea todo un éxito. Y no, no hablamos precisamente de recurrir al típico chino de vuestro barrio o al restaurante de turno de comida rápida. Se trata de platos que podemos preparar en escasos minutos y cuyos ingredientes precisamente no son difíciles de conseguir, además de tener un coste más que asequible. En cualquier cadena de supermercados o la tienda más cercana a vuestro hogar encontraréis sin problema los ingredientes necesarios.

Foto: Lejla Sarcevic / Flickr

Burritos de carne y queso

En mayor o menor medida a todos nos gusta la comida picante, por lo que recurrir a Burritos de carne y queso se convierte en una de las opciones más recurrentes por dos simples motivos: fácil de preparar y en líneas generales del agrado de los invitados. Bastarán varias tortas de maíz, algo de carne picada por ejemplo, fundir queso Cheddar y ¡voila! Por supuesto, se puede aderezar con algún tipo de salsa o alimento extra, mismamente lechuga.

Fideos fetuchini

La pasta también suele ser un recurso que nunca falla, inclusive por la noche. Si tenemos pensada una velada que se extienda con largas conversaciones no os preocupéis pues por la hora de ir a la cama y la preocupación de “creo que he comido demasiado”. Dicho esto, unos fideos fetuchini – insistimos, los tenéis en cualquier supermercado – junto a trozos de pechuga de pollo y salsa de queso puede ser uno de los platos estrella para tus citas.

Pizza de Pepperoni

Seamos sinceros, ¿de verdad existe alguien a quién no le guste la pizza? Como cabría esperar hablamos de uno de los platos universales por excelencia; pero tampoco penséis que caeremos en la ya clásica Carbonara o Margaritta, para nada. En esta ocasión es mejor optar por algo menos costumbrista, al menos en nuestro país: la Pizza de Pepperoni. Por suerte a día de hoy no es difícil encontrar el ingrediente clave; por lo demás bastará tener una buena base, queso mozarella, tomate y dejar hornear el tiempo adecuado; otra de las claves para que la pizza salga a pedir de boca.

Foto: Pizza Pepperoni / Flickr

Foto: Pizza Pepperoni / Flickr

Risotto de Champiñones

Vamos a tirar por algo más sano, que luego igual si vuestros invitados practican asiduamente deporte puede que se echen atrás. El Risotto de Champiñones es una de las recetas más sencillas que pueden encontrarse. Mantequilla, arroz, champiñones no muy grandes y queso parmesano. En vuestras manos queda que aderecéis el plato con ingredientes como cebolla o dientes de ajo por ejemplo para potenciar y aderezar aún más el sabor.

Coliflor granitada

Puede que no huela muy bien que digamos, pero la coliflor es uno de los alimentos más sanos gracias a sus nutrientes y antioxidantes. Para “disfrazar” un poco ese escasos apego que tiene la gente por la coliflor, nada mejor que hacerla gratinada. Queso rallado, algo de harina y mantequilla y en apenas unos minutos horneada tendréis un gran plato que servir a vuestros invitados.

Y vosotros, ¿con qué recetas rápidas y baratas seríais capaces de sorprender a vuestros invitados? No dudes en dejarnos tus ideas y propuestas. Y recuerda, una buena cena no tiene porque depender de caviar y otros platos que cuesten una millonada. Con algunas de las recetas que os hemos mencionado más arriba os garantizamos que la sorpresa para vuestros amigos – o familiares – está asegurada.