La factura de la luz es uno de los papeles que más difícil nos hará llegar a fin de mes. El precio de la electricidad no es precisamente barato, y por ello, más de uno busca formas para abaratar su gasto. Y para lograrlo, os contamos cuales son los electrodomésticos que más abultarán en la factura.

Electrodomésticos que encarecen la factura de la luz

Lámparas, televisiones, ordenadores, aspiradoras… todos consumen electricidad, ¿pero cuál más? A más de uno le sorprendería saber el consumo de algunos aparatos eléctricos. Y es que no todos son iguales, repasamos los que más encarecen el precio de nuestra factura de la luz.

Nevera

Nevera

Nevera

Un consumo que tenemos todos los meses y que prácticamente es ineludible es el de la nevera. Este electrodoméstico está en funcionamiento las 24 horas del día, consumiendo mucha energía. Lo poco que podemos hacer es no aplicarle mucha potencia en el frío, no dejar abierta la puerta y, si nos vamos de vacaciones, apagarla (o bajar el machete).

Lavadora

Otro electrodoméstico que supone un gran gasto eléctrico es la lavadora. Gastar poca electricidad con ella puede suponer también un reto, pero hay métodos. Trucos como provechar cuando hay mucha ropa para cargar el tambor (sin pasarse) o usar nuestra ropa al menos en un par de días diferentes. Además de esto, poco podemos hacer, la lavadora apenas se pone en ocasiones contadas a cada semana.

Cocina y horno

A la hora de cocinar también tenemos que ser cuidadosos. Utilizar los hornillos pequeños reducirá el consumo eléctrico. También es muy útil tapar las potas, así el calor se mantiene en el interior. En el caso del horno, poco se puede hacer; como mucho evitar dejar calentándolo demasiado tiempo.

Ordenador y televisión

Con el ordenador y la televisión ya dependemos más de nuestra racionalización. En el caso del ordenador, dependerá mucho de la fuente de alimentación que utilicemos: no es lo mismo una de 300W que una de 1.000W. También el número de horas de uso hará aumentar o disminuir el consumo eléctrico. Y es precisamente por esto último por lo que añadimos la televisión. No es que consuma mucha electricidad, pero es uno de los electrodomésticos más usados… he ahí que luego se note en la factura de la luz.

Electrodomésticos en stand-by

Si hay algo en lo que gastamos mucho dinero sin darnos cuenta es en el stand-by de los electrodomésticos. El botón de la regleta o el LED de la televisión generan un consumo constante que podría llegar a aumentar muy notablemente el precio de nuestra factura de la luz. La solución es simple: apagar todo electrodoméstico que no se utilice. Y sin excepción. Al final, el que acaba pagando la electricidad no es precisamente la compañía eléctrica…