Aunque no es una medida obligatoria, los profesionales de la salud recomiendan que todos contemos con un botiquín en casa. El objetivo es realizar las primeras curas en caso de que suceda un pequeño accidente doméstico o alguien se ponga enfermo. Es importante señalar que el botiquín ha de ser usado para una primera cura pero, en caso de sufrir un percance grave, se debe acudir al médico lo antes posible o, por supuesto, llamar a los servicios de atención sanitaria urgente.

Es importante, a la hora de diseñar vuestro botiquín en casa, que no lo convirtáis en un almacén de medicamentos. El botiquín ha de ser preparado con anterioridad a un accidente. Así que ir pensando en hacerlo si os acabáis de independizar y aún no habíais pensado en crearlo. Debe estar perfectamente ordenado y será importante revisarlo de vez en cuando, para comprobar que los posibles medicamentos caducos siguen estando en disposición de poder usarse. Es interesante, además, que en la caja del botiquín tengas los teléfonos de emergencia o del médico.

¿Qué no debe faltar nunca en un botiquín en casa?

Aunque probablemente hayas visto en la mayoría de viviendas el botiquín en casa en espacios como el cuarto de baño o la cocina, lo cierto es que estos no son los mejores lugares para guardarlo. Aunque para muchos puede ser el lugar más cómodo, pues así no tenemos el botiquín molestando en las zonas de paso. Los baños y las cocinas tienden a sufrir cambios de temperatura habituales. También sufren condensación de humedad, lo que estropea muchos de los medicamentos.

Lo ideal es poder guardar el botiquín en un lugar seco y fresco en el hogarTambién fuera del alcance de un gran foco de luz. Por ejemplo, un armario o en el interior de un mueble, y siempre en posiciones más o menos altas. Hay que evitar que familiares de corta edad puedan alcanzarlo, jugar con él e, incluso, hacerse daño.

No utilices el botiquín para guardar medicamentos de anteriores tratamientos a modo de almacén. Guarda siempre los productos con su envoltorio original, así como las instrucciones. Es importante a la hora de conocer, por ejemplo, la fecha de caducidad y, por supuesto, los posibles efectos secundarios de los medicamentos, así como su modo de uso. Los medicamentos sobrantes o caducados deben llevarse a la Farmacia para su eliminación.

Medicina, Botiquín, Vendas

Material para realizar curas en el botiquín

Es lo primero y más evidente, el material perfecto para curarnos cuando tropezamos y nos hacemos daño en las rodillas, cuando nos cortamos cocinando, o cuando nos partimos un labio, entre muchos otros pequeños accidentes que pueden surgir en el día a día de una casa. En primer lugar el suero fisiológico nos permitirá limpiar bien los cortes y las heridas. También una buena colección de gasas y esparadrapo para cubrir las heridas. Por supuesto, uno o varios antiséptico, como el agua oxigenada o la povidona. Para ayudarnos en la colocación de estos elementos, se requiere unas tijeras de punta redondeada y unas pinzas. Recuerda que el alcohol sólo debe usarse como desinfectante previo, y nunca usarlo en una herida abierta.

Material para la protección de heridas

Si la herida es de una cierta importancia, es buena idea incluir en el botiquín en casa algunos elementos que nos permitan taparla durante periodos más amplios de lo que permite una simple tirita. Por ello, se recomienda tener varios rollos de vendas de diferentes tamaños. Además es útil un paño de un cierto tamaño. ¿En qué casos podremos usar estos elementos? Por ejemplo, si nos hacemos daño en un brazo, podremos ponerlo a cabestrillo con un pañuelo o una venda ancha. Cuando nos quemamos, además de limpiar la herida con agua fría, podéis cubrirla con un pañuelo. Si es muy grave, no dudéis en acudir al médico. Las vendas elásticas son también útiles para inmovilizar articulaciones.

Material de auto-protección en nuestro botiquín

No se suele ver demasiado en los botiquines domésticos. Pero es interesante guardar una mascarilla de protección facial, muy útil para realizar respiración artificial de forma correcta. Evita también estar en contacto con las secreciones del usuario que debes atender. También son recomendables varios pares de guantes de látex, con el que realizar curas de forma higiénica y limpia, sin entrar en contacto con la sangre de la persona que se ha hecho daño. Si este no es el caso, las toallitas de alcohol pueden ser útiles para desinfectarnos las manos antes de hacer las curas a cualquier persona.

Medicamentos

Otros objetos y medicamentos dentro del botiquín de casa

De forma adicional, el botiquín en casa puede incluir ciertos productos interesantes para un primer diagnóstico o cura. Siempre podéis guardar uno de los termómetros de la casa en el botiquín. Lo usarás en más de una dolencia… Las pomadas para quemaduras alivian el dolor. Son buenas para evitar la infección en la zona quemada. Pomadas para el picor, que ayudan a aliviar los síntomas de las picaduras de insectos. Con ello, evitamos rozaduras o cortes en la zona al rascarnos.