Pisos a través de cooperativa, ¿merece la pena arriesgarse?

Con el repunte experimentado por la construcción en España a partir del año 2015, la opción de comprar una vivienda sobre plano se ha vuelto más atractiva. En especial lo ha hecho la compra de piso con cooperativa, con la que puedes encontrar precios entre el 20 y el 30% más bajos respecto a la vivienda a través de promotor inmobiliario. La razón es que no existe el margen de beneficio que se llevaría la promotora, sólo hay un margen para la gestora (alrededor de un 10%). Si actualmente cuentas con una nómina, algunos ahorros y no tienes una necesidad urgente de independizarte (o dejar tu actual alquiler), apostar por comprar piso con cooperativa puede ser una buena apuesta a medio plazo, con entrega de llaves en periodos aproximados de 2 o 3 años después de la firma.

Mientras espera hasta la entrega de llaves, el cooperativista siempre debe hacer frente a un desembolso inicial destinado a la compra del suelo. Una vez hecho este desembolso y entrado a formar parte de la cooperativa, hay que afrontar otro pago antes de la entrega de llaves hasta cubrir el 20% del importe total de la vivienda. Este pago en ocasiones se hace de forma fraccionada (mensual) o se abona antes de la entrega. De esta manera, en el momento de la entrega del piso, el cooperativista “sólo” tendrá que solicitar al banco una hipoteca del 80% del importe de la vivienda. Esta hipoteca, recordemos, se establecerá sobre una vivienda con un precio de un 20 a un 30% menor que el precio de mercado.

Ventajas de comprar piso con cooperativa

Por lo anterior, comprar un piso con cooperativa es interesante si piensas independizarte en 3 o 4 años. Las ventajas que vas a encontrar a la hora de comprar piso con cooperativa son numerosas:

  • Precio entre un 20 y un 30% más bajo que la vivienda por promotor inmobiliario.
  • Derecho a darse de baja en la cooperativa de forma justificada o injustificada (bajo cierta penalización).
  • Posibilidad de decisión sobre el desarrollo de la vivienda (personalización de acabados, elección de calidades, etc.).
  • Exención del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, al tratarse de una economía social.
  • Posibilidad de aplazar los pagos de la cantidad acordada con la cooperativa antes de la entrega de llaves.

Sin embargo, no todo son buenas noticias con la compra de vivienda a través de cooperativa. Podemos encontrarnos con numerosos problemas con la falta de seriedad o de capacidad de algunas gestoras de cooperativas. Encontramos casos en los que los plazos de entrega se prorrogan en el tiempo de manera indefinida. También se han dado casos en los que el precio final a la entrega de llaves ha aumentado considerablemente. Por último, existen cooperativistas que han perdido su aportación inicial, teniendo que recurrir a los juzgados. Para no encontrarnos con problemas que se podrían haber evitado fácilmente, lo mejor es siempre informarse. Es muy recomendable qué consultes la experiencia de la gestora en anteriores promociones para pisar sobre seguro. También deberías consultar si está inscrita en el Listado de cooperativas de viviendas de tu comunidad autónoma.

Inconvenientes de comprar piso con cooperativa

Estos son los principales inconvenientes a la hora de comprar un piso de cooperativa:

  • El precio total no es definitivo, siempre se habla de cantidades aproximadas.
  • Es necesario hacer un importante desembolso inicial para la compra del suelo.
  • En algunos casos, menor seguridad sobre las aportaciones de los cooperativistas.
  • Entrega de las llaves a medio-largo plazo. En ocasiones la entrega puede prorrogarse indefinidamente.