Al independizarnos tenemos que hacernos con una serie de electrodomésticos imprescindibles en nuestro hogar, tales como la lavadora. A veces nos guiamos por las marcas, otras por lo que nos recomienda un amigo, pero lo mejor es ver por uno mismo qué necesita. No es lo mismo comprarse una lavadora para una sola persona, que para una familia numerosa. Además también es importante tener en cuenta múltiples aspectos como el precio, tamaño, ruído… Por ello, hoy os ofrecemos unos consejos para comprar una lavadora que se adapte a vuestra situación.

Consejos para comprar una lavadora

Elegir el tamaño adecuado

Tener espacio en casa puede ser algo complicado. Y obviamente, a menor espacio, debemos escoger una lavadora más pequeña. Antes de nada hay que pensar en el espacio que va a ocupar la lavadora y medirlo bien. Una lavadora puede ocupar mucho espacio, por lo que debemos calcular de antes las medidas que disponemos libremente en nuestro domicilio.

La cantidad de prendas en nuestra colada

El tamaño del tambor de nuestra lavadora también debe adaptarse a nuestras necesidades. Lo mejor que podemos hacer es pensar cuantas veces vamos a ponerla por semana y con cuanta cantidad de ropa. No es lo mismo hacer un lavado “enorme” a la semana, que hacer muchos pequeños de forma más regular. Hay tambores que apenas pueden aguantar con 5KG de ropa, mientras que otros consiguen lavar hasta 9KG. Si nuestros lavados van a ser de poca ropa, podemos elegir una lavadora pequeña, pero si somos de lavar “a montones”, sin duda, necesitaremos un tambor grande.

¿Con secado?

Si no disponemos de mucho tiempo, seguramente queramos tener una lavadora con secadora. Esta opción obviamente será más cara pero nos evitará tener que tender la ropa. Un ahorro de tiempo, y de espacio también. Con el secado en la lavadora no necesitaremos tendales en casa, la ropa pasa directamente a la plancha.

Evitar el ruido

Hay lavadoras más ruidosas y más silenciosas. Si queremos una lavadora que no nos moleste con el ruido del centrifugado, debemos elegir una que produzca menos de 50 decibelios. Y a ser posible, que se acerque más a los 45dB que a los 50dB.

Una buena garantía

Todo producto electrónico en España dispone de dos años de garantía. Sin embargo, una lavadora no es precisamente algo barato. Si nos dura solo dos años y un día, estaremos pagando mucho más caro su precio. Lo idóneo es escoger alguna que disponga de 5 o 10 años de garantía, pues al menos si se estropea en ese tiempo, la reparación será gratis.