Hay un debate muy común entre las personas de entre 25 y 40 años: el de si vivir de alquiler toda la vida o comprar una vivienda. Dentro de los países de nuestro entorno, España es una verdadera excepción. Aquí la población que vive de alquiler ronda tan sólo el 20%, frente a otros países como Alemania, donde supera el 50%. ¿Es por una cuestión simplemente cultural o guarda relación con la situación del mercado de la vivienda en España?

Durante la crisis, el precio de la vivienda se desplomó hasta en un 40% (allá por 2014). Esto ha hecho mucho más atractiva la posibilidad de lanzarse a comprar. Sin embargo el precio del alquiler no ha bajado tanto, por lo que ambas opciones se han equiparado. Hoy en día la mensualidad a la hora de pagar una hipoteca o un alquiler es bastante similar. A pesar de que los bancos imponen más requisitos que nunca para acceder a una hipoteca, el precio de las casas es el más atractivo de los últimos años. Por esta razón el debate está más vivo que nunca. ¿Me arriesgo a comprar una casa como inversión de futuro o apuesto por vivir de alquiler toda la vida?

Seguramente la compra de una casa sea la inversión más importante que vayas a hacer en tu vida. Se trata del gasto más grande concentrado en un único bien, algo que sin duda asusta. Sin embargo, la aparente “libertad” que da vivir de alquiler toda la vida no es tanta si hacemos algunos números. Un alquiler de 600 euros mensuales invariables conllevaría un gasto de casi 145.000 euros tras veinte años. Tras ese periodo el inquilino no adquiere ningún activo, ya que el pago del alquiler es un gasto, pero claro, eso que se ha ahorrado en intereses al banco, tasas de recogidas de basuras, etc.

Ventajas de vivir de alquiler toda la vida

No tendrás que hacer frente a los intereses de una hipoteca

Una de las grandes ventajas del alquiler es la libertad de no atarse a una hipoteca. Los primeros años la cuota de la hipoteca se destina en gran medida a los intereses y muy poco a la amortización. Por tanto, con una cuota de alquiler pagas exclusivamente por lo que disfrutas, la vivienda. No pagas a intermediarios por un préstamo, ya que no contraes ninguna deuda.

No tendrás que hacer frente a los gastos de la vivienda

En tu cuota de alquiler van incluidos todos los gastos que genera la vivienda, pero eso es algo que siempre puedes negociar libremente con el casero. Tú te encargas exclusivamente de pagar tu alquiler y es el casero el que hace frente al importe de la comunidad de vecinos, las tasas municipales y los gastos que necesite la casa, como sustituir una lavadora averiada, pintar las paredes, etc.

No tendrás que “atarte” a una casa y su entorno

Hipotecarte para comprar una casa conlleva un riesgo de elección que puede costar muy caro si nos equivocamos. Si surge cualquier problema con los vecinos o queremos cambiar de zona, tendremos muchos más problemas para hacerlo si la casa es nuestra. Vivir de alquiler además nos permite ser más flexibles, teniendo más facilidades a la hora de mudarnos a otro lugar por trabajo.

Tu capacidad de ahorro será mucho mayor

Uno de los principales inconvenientes al que te enfrentarás si decides comprar es el desembolso inicial de la entrada de tu casa. Este suele rondar el 20% del importe total, ya que los bancos suelen conceder hasta el 80% del valor total de la vivienda a hipotecar. Además, tras abonar la entrada, a la cuota mensual de la hipoteca acordada con el banco hay que sumarle las tasas municipales, cuota de la comunidad, etc. Por tanto viviendo de alquiler, puedes tener disponible los ahorros destinados a la entrada para invertirlos y disponer de lo que pagarías de gastos de tu vivienda para vivir más holgadamente.

En épocas de crisis puedes mudarte para pagar menos

Viviendo de alquiler, si pasas un bache económico, siempre puedes renegociar tu alquier con tu casero. Sin embargo es mucho más difícil bajar la cuota de tu hipoteca con tu banco. Si no puedes afrontar tu alquiler mensual, siempre puedes mudarte a una casa con alquiler más bajo hasta que el amaine el temporal. Yéndonos a un extremo, si te quedas sin ingresos al menos no tendrás deudas por pagar con el banco.

Desventajas de vivir de alquiler toda la vida

En España, el precio del alquiler no es atractivo 

Tras la caída de los precios, muchos compradores terminan pagando una mensualidad  similar a la de un alquiler. En países europeos como Dinamarca, más de un 60% de sus ciudadanos apuestan por el alquiler. Esto es gracias a políticas estatales que lo fomentan y lo hacen muy atractivo. España tiene muy poca tradición en el alquiler, con precios nada competitivos y con pocos incentivos fiscales.

El alquiler es un gasto; nunca se deja de pagar

Esto es toda una realidad a la hora de pensar si vivir de alquiler para toda la vida. A largo plazo el alquiler pierde atractivo ya que es un gasto equiparable al del recibo: nunca dejas de pagarlo. Otro de los grandes inconvenientes es la incertidumbre sobre nuestro poder adquisitivo a muy largo plazo; hablamos del futuro de las pensiones. Imaginemos que pagamos 600 euros de cuota al mes; si dedicimos vivir de alquiler para toda la vida, ¿podremos afrontar este gasto fijo durante nuestro periodo de jubilación?

Puedes verte obligado a abandonar tu domicilio

Viviendo de alquiler la vivienda que habitamos no nos pertenece, es propiedad del casero. Como inquilinos tenemos unos derechos garantizados en el contrato y no nos pueden echar sin avisar. Sin embargo si el propietario nos avisa con la antelación necesaria, tendremos que dejar la casa. Por muchos años que llevemos viviendo allí y lo asentados que nos encontremos, tendremos que mudarnos a la fuerza.

No tienes libertad para reformar y cambiar tu casa 

Quizás quieras reformar tu casa, mejorar el aislamiento de las ventanas o llenar la pared de cuadros. Si vives de alquiler tienes que pedir permiso a tu casero, y él tiene derecho a negarse. Si tus planes pasan por vivir en una casa durante unos meses, no hay mucho problema. Sin embargo si planeas vivir de alquiler toda la vida, puede terminar dependiendo siempre de un tercero.

Entonces, ¿mejor comprar o vivir de alquiler toda la vida?

Como habrás comprobado, ambas elecciones tienen sus pros y contras. Sin embargo a largo plazo, comprar una casa es más recomendable, sobre todo con los precios de hoy. El gasto inicial al comprar es importante, y el pago de intereses un inconveniente, pero adquieres un activo. Tendremos que seguir pagando siempre cuotas de comunidad, tasas municipales e impuestos, pero nuestros gastos descenderán considerablemente. Sin embargo el pago de un alquiler supone un gasto fijo que además está sujeto al IPC. Además no sabemos si podremos seguir afrontando con comodidad a muy largo plazo.